Hanayamata – Reseña

 Naru Sekiya es una estudiante de 14 años que ama leer novelas de fantasía y que sueña con que un día le ocurra algo digno de cuentos para que su vida deje de ser la de una chica, cree por ser tan insegura, que no destaca en nada.

 Y ese día llegará, en una noche de luna llena, se topará con una chica de cabellera rubia a la que su viva imaginación confundirá con un hada y que resultará ser no más que una niña de su edad que bailaba yosakoi. Naru, fascinada por lo exótico de la danza, sentirá que había encontrado por fin aquello con la cual podría brillar.

 Hanayamata es un muy pasteloso recuentos de la vida lanzado en 2014 en el que acompañaremos a las protagonistas en sus primeros pasos por el mundo de la danza yosakoi. Una reseña a pocos caps de terminar la serie.

 Como adelanté, y como bien expresa la captura, Naru es un manojo de timidez y poca confianza. Tiene contadas amigas y siempre procura pasar desapercibida. Pese a que encuentra consuelo en la fantasía, pena por no tener una pasión que le permita sentirse útil y valorada y con la que pueda además compartir sus sentimientos y vivencias entre amigas.

 Pero entonces, lo dicho…

 Naru descubrirá una deslumbrante chica bailando. La chica, pasado el desconcierto por ver que Naru le pedía que la llevara a su país de hadas, le propone algo que consideraba igual de maravilloso, bailar con ella yosakoi…

 Hana N. Fountainstand, la chica por la que Naru conocerá el yosakoi. Es una niña estadounidense recién transferida como estudiante a Japón y que es fanática de la cultura japonesa desde que de pequeña presenció un espectáculo de yosakoi.

 Llegó a Japón con el sueño de formar en el colegio un club de yosakoi y, para su felicidad, encontrará en Naru a su primer amiga japonesa y a una chica con la que poder bailar lo que la apasiona.

 Naru, no obstante, y como no podía ser más dada su personalidad, no estará del todo segura con la idea; dada su torpeza, se imagina estropeando cada paso del yosakoi. Y ni que hablar que la idea de bailar ante desconocidos la aterra.

 Pero eso no importará al tifón que es Hana, toda una genki girl con su carácter desbordado; Hana solo necesita de Naru que quiera bailar yosakoi, pues ella tiene optimismo, vitalidad y desparpajo de sobra para que Naru con su ejemplo vaya tomando confianza.

 Como persona tímida y lector de fantasía, morí de ternura cuando Naru hace a Hana la pregunta de la captura. A ella le daba mucha ilusión poder hablar con alguien de su pasatiempo favorito.

 Si bien Hana no compartirá sus gustos literarios, Naru será feliz cuando descubra que ambas, aún con sus personalidades en extremo opuestas, comparten el sueño de brillar haciendo lo que aman entre amigas.

 ¿Y que es todo esto del yosakoi? Según la wiki, es una danza que se origina en 1954 como adaptación del Awa Odori, el festival de danza tradicional más popular en Japón, y que desde los 2000 se ha vuelto un evento masivo.

 Haciendo a un lado la vestimenta y pasos, de los cuales podrán saber en este link, su elemento característico, y que Hanayamata pondrá inmediatamente de manifiesto en cuanto Naru conozca a Hana, es el naruko. Cito a la wiki: “unas pequeñas tablillas de madera sostenidas en las manos de cada bailarín, haciéndolas chocar a modo de aplaudidor”.

 Entonces, ¿la tímida de Naru justo se meterá en un proyecto que la expondrá a actuar ante cientos de personas? Pues sí, tal es el encanto que le produjo el yosakoi y la capacidad para arrastrar voluntades de su irrefrenable amiga.

 En todo caso, Naru bailando y proyectando con Hana obtendrá una dicha que no había experimentado desde niña, mucho más cuando sus dos mejores amigas se unan al club…

 Yaya Sasame es la mejor amiga de Naru y baterista en el club de música. En palabras de una extasiada Hana, que adora encontrar tópicos japoneses en lo que la rodea, toda una tsundere.

 Yaya se pondrá celosa con la irrupción de la, para ella, insufrible Hana y por esto irá interesándose por la actividad que ha cambiado tanto, a regañadientes entenderá que para bien, a su amiga.

 Tami Nishimikado es vicepresidenta del consejo estudiantil. Naru tiene con ella una relación de hermanas, la trata como a su hermana mayor, y por su delicada belleza, exquisitez de modales y esmerada educación la tiene por una princesa.

 Tami está feliz por ver a Naru entusiasmada por el yosakoi y querrá acompañarla.

 De Machi Tokiwa no puedo decir demasiado, pues hasta donde llevo visto todavía está sin unirse al club. Es la presidenta del consejo estudiantil y la mejor amiga de Tami. Es una chica estricta con todo aquello que hace y habrá que ver cómo encaja en el grupo.

 Con lo dicho espero que se hayan dado buena idea de que va Hanayamata, un recuentos de la vida que se vale de un baile tradicional japonés para alegrarnos y endulzarnos el día con la ternura moe y los sentimientos positivos que expresan sus personajes. Pero a diferencia de otros animes del estilo, Non Non Biyori por ejemplo, Hanayamata tiene una pizca de melodrama que lo acerca a un Love Live! Si gustan del moe y de las tradiciones japonesas, no se lo pierdan. Lo encontrarán en Crunchynroll.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s