Juana de Arco por Conan Doyle

 Ha pasado tiempo de mi anterior entrada sobre Juana de Arco. Extrañaba escribir de ella. Aprovecho, pues, con unas palabras que le dedicó nada menos que el creador de Sherlock Holmes. No son muy relevantes en lo literario ni en cuanto a la consideración histórica de la Pucelle, pero resultan valiosas para dar idea de la honda impresión que la pastorcita de Domremy supo causar en personalidades tan destacadas de la cultura en cuanto estas leyeron de por su demás corta y sin par vida.

Sigue leyendo

Anuncios

Tsubasa: Reservoir Chronicle

 Sakura es una alegre y cándida princesa del Reino de Clow. Una tarde con su amigo Syaoran (Shaoran), que es arqueólogo, explora unas ruinas. En una habitación, Sakura activa un sello que la pone en trance; para estupor de Syaoran, de la princesa asoman un par de alas que estallan esparciendo sus plumas, como sabrán luego a través de Yukito, el mago de la corte del rey Touya, por diversas dimensiones.

 Con una Sakura desvanecida y en grave peligro, Syaoran tendrá que aventurarse por las dimensiones para reunir las plumas y hacer que la princesa recupere, con ellas, sus recuerdos.

Sigue leyendo

Las aventuras de la Principita Eiko – Ep. 50

Okami

 La almohadilla de lirio prosiguió plácida su curso por el Río de los Cielos. Eiko, que lucía jovial la sombrilla de Kaguya, parloteó con Mei Ling acerca de las constelaciones que Ammy iba descubriendo mientras pintaba estrellas con la cola. Pero a diferencia de lo ocurrido con Yomigami, las constelaciones no cobraron vida, se limitaron a enseñar sus formas. La abeja animó a la pequeña a adivinar qué animal representaban, y así se entretuvieron un rato.

 -¡Un conejo!

 -Muy bien, Principita. Ese conejo se llama Yumigami y es algo así como el hada de la luna. Lástima que tenemos prisa, porque de lo contrario Ammy te lo habría presentado.

Sigue leyendo

Las aventuras de la Principita Eiko – Ep. 49

Kaguya

 Yomigami, después de recibir complacido el tierno saludo de Eiko y Mogu, continuó su charla con Ammy. La Principita se quedó mirando al dragón. Se preguntó si el dragón que buscaban con Ëlen a través de las esferas sería igual de grande y si tendría también la apariencia de un dibujo. Se preguntó luego si Ammy llamó al dragón para que los llevara hacia el otro lado del Río de los Cielos. Con ilusión, exclamó:

 -Mogu, ¿te gustaría volar en el señor dragón?

 -«Kupo».

 -¿No te daría miedo?

 -«Kupo».

 -A mí tampoco. Qué emoción. Mei Ling, ¿el señor dragón nos va a llevar hasta la puerta de allá?

Sigue leyendo

Whirlwind Girl

 Qi Bai Gao es una chica que sueña con ser campeona de Yuan Wu Dao, un deporte similar al Taekwondo que aprendió de su padre adoptivo, un ex campeón de la disciplina caído en la deshonra por dopaje y quien no es siquiera respetado por su propia hija.

 Pero Bai Gao guarda total devoción hacia su maestro. Con él como inspiración, dará lo mejor de sí para progresar en el Yuan Wu Dao.

Sigue leyendo

Las aventuras de la Principita Eiko – Ep. 48

Yomigami

 Eiko, jocosa con su kimono y deliciosamente torpe con cada esforzado pasito que le demandaban las sandalias okobo, atravesó con Ammy y Mei Ling la puerta que se abría cegadora del tronco de Konohana. Llegaron al Río de los Cielos. Del ocaso en la bulliciosa Kamiki, el grupo pasó a una callada noche, con una luna menguante próxima y alegre. En el suelo cubierto de hierba, había dos llamas que crepitaban en cuencos puestos sobre trípodes de madera y que abrían paso hacia un puentecito. El grupo fue hacia el. La pequeña exclamó:

 -¡Qué grande que está la luna!

 La abeja comentó:

 -Es que estamos cerca del cielo. Fíjate que las estrellas también lucen más grandes.

 -Sí, se ven muy lindas. Parecen luciérnagas. Uy, ¡ahhh! ¡Gracias, Ammy! Casi me caigo. ¡Qué duras son estas sandalias! ¿No puedo ir descalza?

Sigue leyendo

Ivy en Soul Calibur 6

 De waifus va la cosa. Ivy, después de Jill Valentine de Resident Evil, es mi personaje femenino preferido de los videojuegos partiendo, digamos, de la fantasía. En términos platónicos, lo es Yuna de Final Fantasy X.

  Vamos, desde que jugué Soul Calibur 3 quedé loco por Ivy, que en lo jugable además resultaba original y demoledora. Con la sexta entrega en el mercado desde hace una semana, pude por fin cumplir una fantasía que me había quedado del 3.

Sigue leyendo

Europa Universalis IV

 Hace tiempo conté que me había enganchado a la estrategia de los 4X con Civilization V y también a la alta estrategia de los juegos de Paradox, que me ofrecieron un interminable mundo jugable. Ahora pasaré a contarles, y advirtiendo que serán unas meras impresiones de jugador casual, de Europa Universalis IV, que salió allá por 2013 y todavía goza de buena salud gracias a las continuas actualizaciones a base de parches y dlc.

Sigue leyendo

Las aventuras de la Principita Eiko – Ep. 47

Sakuya

 Con paso ligero y andar gracioso, una hermosa mujer de cabellos negros se acercó para saludar con cariñoso abrazo a Ammy. La loba respondió con un tierno y corto aullido. La mujer reparó en la Principita, quien curiosa observaba las tres pacas de paja de arroz que llevaba de tocado en la cabeza; se reclinó hacia la niña con las manos en las rodillas y con dulzura preguntó:

 -¿Y tú quién eres, bichito?

 -Soy Eiko.

 -¿Y qué haces aquí? ¿Ammy te trajo para el festival de la aldea?

Sigue leyendo

Logan

 Ayer miré Logan y quedé absolutamente enamorado de la peli. Como fan de los X-Men, en Logan encontré lo que más me enganchó a los comics de los mutantes, a los de la época de Claremont, y que es las relaciones entre los personajes y las vivencias particulares de cada uno.

 Por esto, quiero comentar someramente la escena que más me gustó de la peli, aquella en la que Logan discute con Laura en el auto.

Sigue leyendo

Os Cavaleiros do Zodíaco

 «O Seis Mundos são os lugares para onde você é enviado de acordo com sua passagem por este mundo. O primeiro é o inferno…»

 Corría 1994. Una tarde de primavera mi mamá me llama y me dice que estaban pasando Robotech. Corro de mi habitación al comedor y para mí desencanto encuentro que los «dibujitos japoneses» que había en la tele no eran mi querido Robotech, sino un anime, palabra que por entonces me era totalmente desconocida, del que había sabido por una Hobby Consolas. Recuerdo que exclamé, decepcionado: «Bah, los Caballeros del Zodíaco».

Sigue leyendo