Macross Frontier – Reseña

 Ranka Lee es una chica de 15/16 años que habita en Macross Frontier, una flota colonia que viaja hacia el centro de la galaxia. Como todos, está alborozada por el concierto de Sheryl Nome, una famosa idol de la flota Galaxy. Acude ansiosa a verla.

 Sin embargo, cuando disfrutaba del concierto, un alerta de evacuación la obliga a marcharse. Unos feroces alienígenas estaban atacando Frontier. Con ellos, su vida, la de Sheryl y la de un joven piloto llamado Alto Saotome, se ligarían dramáticamente. El destino de dos civilizaciones penderá de ello.

 Macross Frontier es un anime que fue lanzado en 2008 para conmemorar el 25 aniversario de The Super Dimension Fortress Macross, la legendaria ópera espacial de Shoji Kawamori y el estudio Nue. Es una obra que el fandom recibió como una genuina expresión de amor hacia Macross y de agradecimiento hacia unos fans que, si bien se desilusionaron por otra oportunidad sin Hikaru, Misa y Minmay, recibieron con felicidad esta sólida recreación de los mitos más queridos y reconocibles de Macross.

 Con Macross Frontier, pues, tendremos una magnífica ópera espacial con idols y mechas que revive y actualiza el encanto de la Macross original. Pasaré a contarles.

 Ranka, como se puede leer en la captura, trabaja a medio tiempo en un restaurante chino, el Nyan-Nyan. Es una chica alegre y muy inocente que es un cuarto de zentradi, la raza de extraterrestres que estuvo a punto de extinguir a la humanidad en los eventos de Macross.

 Huérfana de pequeña, fue adoptada por el mejor piloto de combate en Frontier, el teniente Ozma Lee, con quien tiene una relación de hermanos. Ranka ama cantar y sueña con poder ser como Sheryl.

 Antes de seguir, perdón por la ingente cantidad de capturas, pero Ranka-chan, después de Hotaru Tomoe y Sakurita Kinomoto, es mi personaje femenino preferido del anime, así que aprovecharé para dar cuenta de lo adorable que es y para alentarlos de antemano a escoger el team Ranka, ja.

 Con este vajra, una raza insectoide de procedencia desconocida, se topará Ranka en su huida hacia un refugio. La chica ve venir su final, pero entonces…

 Un VF-25 del SMS (una compañía militar privada encargada de la protección de la flota Frontier) la salva con una descarga desesperada de metralla a manos de un joven civil de 17 años, un aficionado a la aviación llamado Alto Saotome.

 Alto en actitud soñadora con un avioncito de papel, imagen que expresa poéticamente, me gusta pensar, el sueño de volar de todos los que amamos Macross (o Robotech…). Alto viene de una afamada familia que se dedica al teatro kabuki y que espera que siga con la tradición. Deseando más que nada volar, después de salvar a Ranka, aceptará el desafío de unirse al SMS.

 Alto entablará rápidamente amistad con Ranka. Ambos se alentarán uno al otro en cumplir sus sueños de volar y cantar. Esta simpatía no tardará en mudar en amor, sobre todo en Ranka, pues Alto tendrá una complicación que lo hará no tener claro qué siente sobre quién…

 Sheryl Nome, conocida como el Hada Galáctica, será quien complete el triángulo amoroso que propone Frontier como atractivo principal fuera de la trama de space opera con mechas. Tiene 17 años y se comporta con la altanería y suficiencia de una diva de largo recorrido. No bien conozca a Alto, se sentirá atraída por el trato común que le da, algo a lo que no está habituada, y su nobleza y sinceridad de sentimientos.

 Sheryl en cuanto a conozca a Ranka también simpatizará por el candor de la chica y la animará a que se juegue por su sueño de cantar. Pero claro, respecto a Alto, no se mostrará tan generosa.

 Ranka, Alto y Sheryl son entonces los protagonistas de la historia, con Alto que en verdad más bien funciona como el héroe que nos conduce por la trama, es decir, que las idols son las verdaderas protas.

 ¿Team Sheryl o team Ranka? En los foros de Macross el estreno de Frontier dividió ferozmente el fandom.

 Quizás a estas alturas de la reseña se estarán preguntando, ¿y los bichos invasores que pintan en este culebrón idol? Bueno, sin spoilear, la trama de los vajra se relaciona con Ranka. El canto de la chica los atrae misteriosamente, así que la historia, a la par que del triángulo amoroso y los sueños y dilemas que involucran a las protas, va de resolver ese misterio y de ver las implicancias que tendrá para la guerra.

 Es todo respecto a los protagonistas. Para no sobrecargar más la entrada, dejo a ustedes descubrir los personajes secundarios de importancia.

 El imponente VF-25S Messiah de Ozma Lee en modo gerwalk, o modo guardián como es más conocido en occidente por herencia de Robotech. Las valkyries, como así se llaman en Macross a estos mechas transformables, disponen de tres modos de combates: avión, el mencionado gerwalk y el fighter.

 Cada modo ofrece a su manera vibrantes y espectaculares escenas de acción que, cuando están acompañadas por la música de una idol, ofrecen una intensidad y dramatismo que hacen única a Macross.

 El cgi usado para animar a los mechas y las batallas creo ha envejecido bastante bien.

 “Come en people Kanjite hoshii…” No me iba a privar de una captura con una de los momentos más tiernos y musicalmente bellos de Frontier, je. Ya lo verán.

 Ranka para mí marcó el ingreso de Macross a una nueva era, a una era ya acabadamente otaku como lo fueron los 2000. ¿Qué quiero decir con esto? Pues, que Ranka es un personaje moe, un fenómeno otaku masificado en aquellos años que refiere a personajes kawaii que causan sentimientos de ternura y protección en el espectador (aquí hablo del tema), y su relación con Ozma, como enseña arriba la captura, es perfecta expresión de ello.

 Ya para ir terminado, al menos en lo que estrictamente refiere a Frontier (me quedan dos asuntos relacionados), decir que el punto negativo de la historia es que la trama de los vajra avanza lento y que tampoco, quitando al misterio con Ranka, es muy atractiva ni profunda, lejos de la valiosa ciencia ficción que brindó en Macross el contacto entre humanos y zentraedi. Eso sí, descubriremos que es muy hermosa…

 Como he dicho, el fuerte de Frontier está en el drama personal de sus protagonistas y en un omnipresente j-pop que hace de esta Macross un colosal drama de idols y mechas. Espero no haberlos espantado con la reseña, ja. Abajo con los dos asuntos…

 ¿Es necesario haber visto alguna Macross para disfrutar de Frontier? No, el anime funciona bien como historia independiente. Sin embargo, no podrán apreciar el por qué de la relevancia de las idols ni la multitud de guiños y homenajes presentes. Por esto yo recomendaría mirar antes Macross Do you remember love!, la película que condensa y reescribe la historia de la Macross original. Es una obra maestra de la animación que cualquier otaku tendría que mirar y que para quien quiera ver Frontier significaría una rápida toma de contacto con la saga. Dos horas y tendrán lo suficiente para saber qué es Macross.

 Luego, y dejando a un lado Macross, que son 36 capítulos y por tanto mucho pedir para acercarse a Frontier, diría que los ovas de Macross Zero, la precuela de Macross lanzada a principios de los 2000. Hay cuestiones en Macross Frontier que enlazan directamente con Zero y un capítulo que es un total homenaje a esas ovas. No considero a Zero tan ncesaria como Do You remember love!, pero si comenzaron el anime y están enganchados, no harían mal en darle un tiempo.

  May´n y Megumi Nakajima, la cantantes que dieron voz a las geniales composiciones de Yōko Kano, en el cierre del Galaxy Tour de 2008 en el Budokan. Cuando terminen Frontier, no se pierdan este increíble concierto.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s