Dune, Frank Herbert

 Cumplida una deuda de años. Desde el mítico Dune 2 de Megadrive que he querido vivir más del universo de Arrakis. Este deseo fue relativamente satisfecho con la excelente miniserie de Hallmark Channel, pero cuando supe que el videojuego y demás versiones estaban basados en un libro, con todo lo que esto significa; poder apreciar reposadamente y con mayor inmersión y detalles del mundo que me había brindado el juego, pues que la novela pasó a ser uno de mis mayores objetivos literarios.

Una breve reseña.

dune-herbert4

 Arrakis es un mundo desértico, cubierto por dunas y de condiciones extremas para la supervivencia, en el que un par de Casas del Imperio de Shaddam IV se disputan el control del recurso más valioso para la galaxia, la especia melange. El duque Leto Atreides, enviado por el Emperador, arriba a Arrakis con su familia para hacerse cargo de la explotación de la especia, sabiendo que lo aguardaría no solo la hostilidad del planeta, sino también el desafío de la anterior casa que controlaba con puño de hierro Arrakis, los Harkonnen.

 La novela inicia con una trama de puras intrigas palaciegas en la que los personajes parecen estar jugando una partida de ajedrez y en donde se nos anticipa, al modo oracular de las tragedias griegas, el desastre que sobrevendrá a la Casa Atreides. Esta parte, que ocupa su buena cantidad de páginas, nos irá metiendo poco a poco en los detalles de la cultura de Arrakis. Los retazos de trasfondo con el que el autor enriquece cada escena y diálogo, en mi opinión, es lo que más engancha de la novela, mucho más que la trama, al menos la trama introductoria, que puede hacerse algo pesada con tanta elucubración, tanto diálogo y tanta puesta en escena. El universo de Herbert, por estar emplazado en un medio que no es el usual tanto en la fantasía como en la ciencia ficción, un mundo que nos habla de la dureza de la cultura del desierto de un modo solemne y místico, resulta inmensamente atractivo, especialmente con todo lo que involucra a la mayor, bajo mi punto de vista, protagonista de la novela, y que es la cultura fremen, la población nativa de Arrakis.

 Pensemos en Tolkien, en una novela en la que el profesor hubiese dedicado una inmensa cantidad de páginas al modo de vida de los enanos, pongamos, algo como lo que es el inicio de El Señor de los Anillos con los hobbits. Bien, esto es en buena medida Dune. Casi una etnografía —tan currada es la ilusión de ciencia y técnica que brinda el autor— de los fremen, y donde destaca en particular la relación de estas gentes con los hacedores, los famosos gusanos de arena de Dune. Pero no quiero decir que estamos ante un mero relato de trasfondo, para nada; cada cosa de lo que hace a la cultura de Arrakis, o bien del universo de Dune, está puesta al servicio de los protagonistas y de la historia, pero sí creo que hasta muy avanzadas las páginas podrá ocurrir que el interés por la venganza de Paul Atreides pase a un segundo plano. Todo lo concerniente a las Bene Gesserit diría que también se impone sobre la trama.  dune-herbert6

 Los personajes están muy bien, son los típicos en estas historias, y ganan mucho en atractivo con sus pensamientos “en off”, aunque se me ha hecho difícil empatizar con el protagonista; como que su venganza me daba un tanto igual. No puedo decir el motivo porque sería entrar en terreno de spoilers. Jessica, Stilgar o el mismísimo barón de los Harkonnen en cambio me resultaron más amigables. La misteriosa Alia, por otra parte, es del personaje que más quisiera saber en las secuelas.

 En fin, no se pierdan Arrakis. Por mi parte, no tardará en caer el segundo libro.

 «Ha dado su humedad al muerto»

Anuncios

4 comentarios en “Dune, Frank Herbert

  1. Me alegra mucho que te guste, es de mis libros favoritos y coincido en tu análisis aunque en mi caso sí que empaticé con Paul Atreides y su venganza. Las dos siguientes secuelas son aún de Frank Herbert y son muy interesantes. Luego pierde bastante y yo lo dejé, la verdad.

    Saludos fremen.

  2. Conozco el juego de sobra, aunque nunca me ha dado por profundizar en la novela.
    Quizá me anime algún día.
    Por lo general suelo consumir ávidamente este tipo de material, pero no ha sido así en esta ocasión.
    Quizá cuando acabe mi próximo libro dispondré de más tiempo libre para estos menesteres.
    Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s