Fate/Apocrypha

 En la ciudad rumana de Trifas dos facciones se disputarán el Santo Grial, los Yggdmillennia y la Asociación de Magos. Cada una convocará para el combate a campeones conocidos como Sirvientes, que son héroes afamados de la historia.

 Dada la magnitud de la batalla que se avecina, el Grial convocará su propio sirviente que hará de mediador, un sirviente de clase Soberano, Juana de Arco, quien buscará que la batalla se desarrolle conforme a las reglas prescritas. Pero Juana verá que algo no marcha con naturalidad en la guerra y tratará de descubrir de qué se trata.

 Con esta sencilla premisa inicia la propuesta de Netflix para la franquicia Fate y que para mí, como imaginarán si me siguen en el blog, no podía ser más atractiva. ¡Un anime con Juana de Arco como protagonista! Pero las cosas con la Doncella no resultaron como esperaba, no al menos en cuanto a lo que toca a la primer temporada, que es la que he visto.

 Juana con Sieg, un homúnculo, y digamos que el otro protagonista de la historia. En verdad, Apocrypha es un anime coral, son muchos los personajes con presencia en la trama, y por esto lo que comenté atrás en relación a Juana. La historia no gira en torno a ella, tanto que hay caps, sobre todo al principio, donde casi no da la cara.

 Pero bueno, los demás personajes cumplen de sobras. Casi todos con un diseño soberbio y muy carismáticos. Uno de ellos por ejemplo es la de arriba, Astolfo, sí, ja, Astolfo, uno (una, rayos) de los Doce Paladines de Carlomagno y un Sirviente de la facción de los Magos.

 Para los que gustan de la historia y la literatura habrá muchas sorpresas entre los personajes. De los que se ven en la imagen mencionaré a Siegfried, el héroe de los Nibelungos. Hará honor al gran Siegfried de la querida saga de Asgard de Saint Seiya. Muchos, por otra parte, no serán lo que uno podría esperar. Caso Frankenstein, ja. Pero todos, en general, muy logrados, aunque tópicos a rabiar ciertamente. Astolfo por ejemplo es la típica chica hiperactiva, cabezota y optimista que a muchos espectadores aburrirá y a muchos otros (nos) hará jurar amor.

 ¡Me morí en esta escena! Juana le dice al de la captura, un rumano muy pero que muy famoso, je, que en su verdadero nombre no permitirá que se cometa determinado atropello, y entonces el rumano profiere estupefacto, por que no se esperaba la intromisión de la Ruler (Soberano) en un asunto que no concernía a la guerra, el nombre con que la historia supo honrar a Juana, La Doncella de Orleans.

 En cuanto a la trama. No hay mucho para decir, gira en torno al misterio que rodea a algunos personajes. Como esta es la primer Fate que miro no sé cómo resulta en comparación a otras iteraciones, pero digamos que comparada a animes de un corte similar que he visto, shonen donde dos facciones en guerra oponen a sus respectivos guerreros en combates igualados que conllevan una fuerte carga de melodrama y tragedia, tipo Basilisk o X de las Clamp, me parece menos interesante y con un drama menos intenso. Lo último para un anime de ese estilo, en mi opinión, es una falencia a considerar.

 Pero, siendo justos, estoy comparando una primer temporada de 13 caps con dos animes de 24 episodios. Habrá que ver.

 En fin, un anime recomendable, sin más, cuyo mayor atractivo reside en la recreación, en muchos casos deliciosamente bizarra, que se hace de personalidades y personajes de la historia. Espero que con la segunda temporada la serie vaya a más y, por supuesto, con ella La Doncella de Orleans.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s