Ivy en Soul Calibur 6

 De waifus va la cosa. Ivy, después de Jill Valentine de Resident Evil, es mi personaje femenino preferido de los videojuegos partiendo, digamos, de la fantasía. En términos platónicos, lo es Yuna de Final Fantasy X.

  Vamos, desde que jugué Soul Calibur 3 quedé loco por Ivy, que en lo jugable además resultaba original y demoledora. Con la sexta entrega en el mercado desde hace una semana, pude por fin cumplir una fantasía que me había quedado del 3.

 ¿De qué fantasía hablo? Pues, de nada que invite a la discreción, ja. Lo que se ve en la captura. Ivy con los cabellos largos, poder editarla como quiera. Esto SC3 no lo permitía, y como no pude tener los posteriores Soul Calibur, que sí brindaron la posibilidad, es ahora cuando puedo darme el gusto. Aquí podrán ver la original, si es que no la conocen.

 Ah, las capturas están tomadas con los gráficos en alto. En máximo el juego tendría que lucir mejor. Corre espléndido en una 750 TI con las partículas puestas en bajo y las texturas al máximo. El juego tampoco es que sea un prodigio técnico.

 Yvy durante la animación del especial con Soul Charge. Se ve fatal. Y no, no recorté la imagen, es lo que llegué a tomar para captura. Las posibilidades de edición no se agotan en los cabellos. Hay mucho más para perder nuestro tiempo con el editor, sea para trastear con los personajes principales o bien con nuestras creaciones, que por cierto tiene a la gente muy enganchada, sea en el online o bien con el modo Libra of Soul (Balanza de Alma), que recuerda buenamente a las Crónicas del Alma de SC3.

  Como se aprecia, y para mí gusto, redujeron el busto de Ivy para dejarlo al nivel del 2. Odiaba verla con la desmesura hentai que le habían puesto por tetas en el 4. Eso sí, puede que en verdad solo enseñe menos. Lo demás, firme en su sitio.

 Uno de los movimientos míticos de Ivy, Sweet Dominance. En lo jugable, la señorita Valentine se controla como en el 3; ha perdido movimientos, ganado alguno que otro, pero los que estaban entre mis necesarios para disfrutar del personaje, como ser Serpent´s Embrace y Mistress Justice, permanecen.

 Ivy apareció con el primer Soul Calibur. No pude jugar aquella obra maestra en su tiempo, pero imagino que el impacto del personaje ha de haber sido grande entre los jugadores, no solo por lo lascivo de su fanservice, sino además por lo viciante de su mecánica jugable. No te cansas con ella de dar latigazos ni de hundir el tacón de la bota en la espalda del enemigo. Y si después puedes rematarlo con desprecio con un puntapié o un pisotón, pues mejor.

 Continúa la sesión de dolor para Sophitia con otro clásico, Dominion Throw.

 Ivy durante el Reversal Edge, una de las novedades jugables de SC6 que nos propone un duelo con el contrincante a través de una espectacular animación, particular para cada personaje. Ivy con el látigo revoleado en alto es una brutalidad sensual.

 Es todo. Solo resta decir que estamos ante un muy buen Soul Calibur, aunque lejos del nivel de superproducción que tuvo todo lo anterior al 4. Lo que cuenta es que Soul Calibur está de regreso y que dejamos atrás el terrible lastre del 5, lo que permite aventurar un futuro para la saga. Ahora, a rogar por  Setsuka y, por qué no, por la Leoncilla de Cintra

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s