Akatsuki no Yona

 Yona es princesa heredera de Kouka, un reino que transcurre sus días en paz bajo el rey Il. La princesa crece feliz y con no más preocupación que su cabello, de un furioso fuego que es admiración de todos pese a que ella lo tiene por rebelde e inmanejable. A poco de su decimosexto cumpleaños, recibe la visita de Soo-Won, un primo con quien sueña casarse.

 Pero Yona pronto verá que el chico que amaba resultaría una persona ambiciosa que la obligaría a huir del reino después de haber derrocado y asesinado a su padre.

 De no ser por la ilustración de arriba, cualquiera que me siga en el blog dirá que estamos ante otro drama chino de princesas, ja. Pero no, Atkusuki no Yona (Yona of the Dawn, Crunchyroll) no es una historia china, sino una historia original, adaptación del manga de Mizuho Kusanagi, que bebe de fuentes orientales y en la que acompañaremos a Yona en su periplo para vengarse de su primo.

 Soo-Woon, ya como rey de Kouga. A diferencia del rey Il, que era considerado un gobernante timorato, Woon se mostrará decidido y enérgico. Esto le hará ganar el apoyo de los jefes de las tribus, al menos los que desconocen su traición.

 Con la huída de Yona, no se mostrará partidario de perseguirla. No solo por el cariño que le tiene, sino también porque sabe que Hak, con quien de niño había crecido junto a Yona, en una amistad que aún atesoraba, no querrá exponerla a una revuelta.

 Yona con Hak. Hak es el guerrero más destacado de Kouka, se lo conoce como «la Bestia del Trueno», y buscará ante todo la seguridad de la princesa. Piensa para ella una vida en paz y a resguardo en su tribu, pero Yona no estará de acuerdo. Ella quiere venganza.

 Hak, pese a que en ocasiones se muestra guaso e impertinente con Yona, siente devoción por la chica, una devoción que raya en el amor. ¿Yona compartirá esos sentimientos? ¿Podrá olvidar, aunque lo odie, a Soo-Woon?

 Así, Yona y Hak saldrán de la tribu de Hak con no más plan para oponerse a Soo-Woon que el de ver qué tiene para decirles cierto monje ermitaño, famoso por su capacidad para leer el destino. Con este monje, se le revelará a Yona un destino excelso e insospechable para ella que la relaciona con la leyenda sobre la fundación de Kouka que su padre le leía cuando niña.

 Sin decir más para no spoilear, Yona sabrá que debe buscar la ayuda de cuatro dragones que se mostrarán como poderosos guerreros con forma humana. Con ellos, más el invencible brazo de Hak, podría acometer con decisión la venganza contra Soo-Woon.

 Para esta tarea se les sumará además el chico de arriba, Yoon, que era el pupilo del monje y les será de mucha ayuda con su inteligencia y conocimientos. Un grupo muy querible para echar a andar la historia.

 La ardilla que volverá aún más kawaii a Yona se sumará después, je. Y bien, ¿de qué va esto? Pues estamos ante una aventura de peleas sazonada con drama y una comedia que a veces resultará agradablemente graciosa y otras pesada e inoportuna. Claro, para mí gusto. La intriga política, pese a que el comienzo podría llevarnos a pensar que será fundamental para la trama, se desvanece pronto.

 Así que lo tenemos es un shonen con una protagonista absolutamente encantadora a la que querremos y amaremos ver madurar y acometer alguna hazaña que deje boquiabiertos a todos, y que está acompañada por un grupo muy carismático. Yona, cerca de promediar la serie, apunta a algo grande, a una historia épica e inolvidable. Pero entonces nos surgirá una mala sospecha

 Con 24 capítulos veremos imposible que se pueda contar una trama que ha de ser majestuosa, con multitud de personajes, facciones e intereses en pugna y en la que tendríamos que ver a Yona elevándose como un poder a temer para Soo-Woon y las tribus del reino. En otras palabras, Akatsuki no Yona pareciera que apenas cubre una porción de la historia y nos dejará cuando empieza lo mejor…

 Lo positivo es que hay unos ovas, pero todavía no los vi y no sé de qué van. Dudo puedan dar término a la aventura de Yona. Con esto no quiero decir que harían bien en no dar una oportunidad a la serie. Como he dicho, prota que enamorará, compañeros y enemigos carismáticos, historia que engancha y se mira sola, además de un arte visual portentoso y una música de corte oriental muy buena. Pero, quedan advertidos, quizás sea obligada una lectura del manga.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s