La pequeña Ilyanna en la triste Uncanny 303

 El año pasado, después de haber posteado una entrada sobre Ilyanna, me puse a buscar info para saber si el personaje pasaba a Uncanny X-men, y tuve la mala suerte de caer en un sitio que destripaba malamente lo que ocurría, tiempo después de la saga Infernocon la hermanita de Coloso. El maravilloso desenlace que pensaron los guionistas para Magik, a la altura, y sin pudor lo digo, de algunas imaginaciones de Tolkien, me había dejado contentísimo. Pero resultaba que a Ilyanna no se le iba a dar la infancia que todo niño merece. Con los siempres atribulados y en desgracia X-men, no debí haber esperando un “colorín colorado” para copito de nieve.

 Tenía decido que no iba a leer el comic que contara lo que habría de pasar con Ilyanna, pero anteayer me pilló por sorpresa el Uncanny X-Men 303 y no tuve más opción que leerlo. Lo leí, eso sí, con ingenua esperanza, pues a lo mejor lo que había leído no era del todo cierto o tenía otro sentido. Pero en fin.

uncanny - ilyanna 303

Sigue leyendo

Illyanna Rasputin, alias Magik, la Niña Oscura

 *La entrada tendrá spoilers sobre el personaje de Illyanna Rasputin hasta el final de la saga Inferno.

 Uncanny X-Men 153. Illyanna no se puede dormir. Teme lo que todo niño a su edad, que un monstruo se lo coma, y de monstruosos enemigos precisamente la Patrulla no estaba falta. Pero Peter Rasputín, su hermano, mejor como conocido Coloso, y Kitty Pryde, que por entoces tenía trece años, suben a la habitación de la niña, se sientan a un lado de la cama y, para suma felicidad de la pequeña, le hacen compañía.

Ilyanna-Kitty-Peter

 Una escena muy linda. La Patrulla era una gran familia y a sus historias solo le faltaban un niño que aportase travesuras y gracias, si bien este papel dentro de todo lo cumplía Kitten. Ilyanna, pues, es la chiquilla del grupo. Kitty, como se aprecia en la viñeta, propone un cuento a Illyanna; transcurre el relato y toda la Patrulla se va sumando a escuchar la narración de Kitty. Un momento de camadería impagable, que llega a su punto máximo cuando Scott da las gracias a Kitten porque le había permitido «aunque sea en un cuento la oportunidad de volver a compartir un tiempo con Jean». Genial.

Sigue leyendo