Hotaru Tomoe, la Sailor de la Destrucción

 Hace un par de semanas se me dio por retomar el último anime de Sailor Moon, Sailor Moon Crystal, que es una adaptación fiel del manga. Tenía visto hasta la revelación de Sailor Venus, mi preferida de las sailor scout del grupo que Minako conformaba junto a Usagi, Ami, Rei y Makoto (Lita en Latam), y lo natural habría sido continuar desde ese punto; pero me urgía las ganas de mi máximo interés por lo que sabía se contaba en el manga, y que era el poder en toda su dimensión de mi scout favorita y uno de mis personajes más queridos en el anime: Hotaru Tomoe, más conocida como Sailor Saturn, «la Sailor de la Destrucción».

 Así que, pues, empecé la saga de los Death Buster, y lo visto me animó a esta entrada.

Sigue leyendo

Lo que me gustaría para una peli de Wonder Woman

 No soy muy fan de Wonder Woman, pero una película para el personaje es algo que he querido ver siempre. Hace poco Diana, a cargo de Gal Gadot, que pese a lo bella para “Mujer Maravilla” carece de todo, se mostró por fin en la pantalla grande; dicen que Superman vs Batman tira a mala, pero que ha funcionado, así que entonces podremos esperar que Wonder Woman tenga su propia película.

 No he visto Superman vs Batman, así que no sé qué Diana han presentado los guionistas, cómo es su carácter y trasfondo, pero bueno, hace unos años leí dos historias sobre el personaje, y una de ellas me pareció perfecta para una película. El primero de los comics que leí fue Odisea de Straczynski, en la que se cuenta de una Diana madura, culposa y vulnerable que busca reconstruir a su devastada y perdida tribu mientras va redescubriendo sus antiguos poderes. El diseño creo que había causado revuelo:

wonder woman -Straczynski Sigue leyendo

¿Quién es Tom Bombadil?

 Tom Bombadil es de los personajes que más debates origina entre los fans de Tolkien. Todo en este personaje pintoresco es extraño y maravilloso; Bombadil, tanto como su esposa, la jovial Baya de Oro, es un personaje que parece salido de los cuentos de hadas para niños. No obstante, otra es la historia en El Libro de los Cuentos Perdidos, la recopilación de los relatos que Tolkien había escrito de joven y que fueron la base de El Silmarillion.

 En esos relatos, Eriol es un navegante, descendiente de Earendel, quien habría de ser el Eärendil del Silmarillion, que descubre la Cabaña del Juego Perdido, el hogar de unos tal Lindo y Vairë. Para entrar a la cabaña, Eriol debió volverse diminuto, tal como eran los elfos de su tiempo, y entonces pudo disfrutar de las historias de la hermosa gente, contadas después de que llamara Tombo, el Gong de los niños, en la Habitación del Leño Encendido. El Silma primigenio, pues, empieza no como una crónica erudita de mitos y leyendas sino como la puesta en escena para un largo relato para niños. La estancia de los hobbits en casa de Bombadil y Baya de oro parece una recreación de los días de Eriol con Lindo y Vairë en la Cabaña del Juego Perdido:

 “Llueve demasiado para los hobbits (…) Día bueno para cuentos largos, para preguntas y respuestas, de modo que Tom iniciará la charla.”

 Pero me fui por las ramas —es que amo los Cuentos Perdidos—, así que vamos con el motivo de la entrada, que son las enigmáticas palabras de Gandalf sobre Tom Bombadil, dichas a poco de concluir El Señor de los Anillos.

tom bombadil1

  Sigue leyendo

La pequeña Ilyanna en la triste Uncanny 303

 El año pasado, después de haber posteado una entrada sobre Ilyanna, me puse a buscar info para saber si el personaje pasaba a Uncanny X-men, y tuve la mala suerte de caer en un sitio que destripaba malamente lo que ocurría, tiempo después de la saga Infernocon la hermanita de Coloso. El maravilloso desenlace que pensaron los guionistas para Magik, a la altura, y sin pudor lo digo, de algunas imaginaciones de Tolkien, me había dejado contentísimo. Pero resultaba que a Ilyanna no se le iba a dar la infancia que todo niño merece. Con los siempres atribulados y en desgracia X-men, no debí haber esperando un “colorín colorado” para copito de nieve.

 Tenía decido que no iba a leer el comic que contara lo que habría de pasar con Ilyanna, pero anteayer me pilló por sorpresa el Uncanny X-Men 303 y no tuve más opción que leerlo. Lo leí, eso sí, con ingenua esperanza, pues a lo mejor lo que había leído no era del todo cierto o tenía otro sentido. Pero en fin.

uncanny - ilyanna 303

Sigue leyendo

Las muertes que no fueron en El Señor de los Anillos – Éowyn

 «Éowyn, doncella de Rohan, descendiente de reyes, flexible como un junco pero templada como el acero, hermosa pero terrible.»

eowyn - rey brujo

 La entrada viene de acá: Las muertes que no fueron en El Señor de los Anillos.

 Éowyn es el personaje que mejor representa la idea de una muerte que no fue. Éowyn era una doncella que quería destacar en batalla; era valiente, sabía usar la espada, aspiraba a la vida de un guerrero. Era lo que en las sagas nórdicas se conoce como una «skjaldmo», una doncella que combatía con espada y escudo; inspiración, por lo que se comenta, para Tolkien. Pero la guerra no era oficio para las mujeres en el mundo de la Tierra Media, no en tanto existieran varones en Rohan. De ahí que Éowyn se enamorara de Aragorn. Como explicó el montaraz, Éowyn amó en él aquello a lo que a ella le era negado por su condición de mujer.

Sigue leyendo

Las muertes que no fueron en El Señor de los Anillos

 Leía una vez a una persona, no recuerdo si en una web o foro, que criticaba a Tolkien porque no había matado a nadie. Decía que el profesor se había encariñado con los personajes y que esto trabó el desenlace que les habría correspondido.

  Me parece un cuestionamiento atendible, pues puede decirse que El Señor de los Anillos es una historia que bebe de tradiciones germanas, cuyo título es deudor de una figura que usaron los poetas de aquellos pueblos, las kenningar (como cuenta Borges, en este caso, una construcción que refería al rey), y en la que apenas muere nadie en batalla, como mandaban los Eddas. Tenemos acabados ejemplos en Boromir, a quien Tolkien incluso dedica un funeral «vikingo», y en el rey Theoden, pero sus muertes eran, digamos, esperadas; el primero porque había sucumbido al Anillo y el segundo porque una muerte honrosa era lo que demandaba su orgullo, mancillado por Lengua de Serpiente.

Boromir2_TedNasmith

  Sigue leyendo

Illyanna Rasputin, alias Magik, la Niña Oscura

 *La entrada tendrá spoilers sobre el personaje de Illyanna Rasputin hasta el final de la saga Inferno.

 Uncanny X-Men 153. Illyanna no se puede dormir. Teme lo que todo niño a su edad, que un monstruo se lo coma, y de monstruosos enemigos precisamente la Patrulla no estaba falta. Pero Peter Rasputín, su hermano, mejor como conocido Coloso, y Kitty Pryde, que por entoces tenía trece años, suben a la habitación de la pequeña y le hacen compañía.

Ilyanna-Kitty-Peter

 Una escena muy linda. La Patrulla era una gran familia, y a sus historias solo le faltaban un niño que aportase travesuras y gracias, si bien este papel dentro de todo lo cumplía Kitten. Ilyanna, pues, es la chiquilla del grupo. Kitty, como se aprecia en la viñeta, propone un cuento a Illyanna; transcurre el relato, y toda la Patrulla se va sumando a escuchar la narración de Kitty. Un momento de camadería impagable, que llega a su punto máximo cuando Scott da las gracias a Kitten porque le había permitido «aunque sea en un cuento la oportunidad de volver a compartir un tiempo con Jean». Genial.

Sigue leyendo

Ellie Arroway. Contacto, Carl Sagan

 “Ellie solía contemplar a Venus e imaginar que se trataba de un mundo semejante a la Tierra, poblado por plantas, animales y civilizaciones, pero todos distintos de los que tenemos aquí. En las afueras del pueblo, después de ponerse el sol, levantaba la mirada al cielo y escudriñaba ese puntito luminoso”.

 Ellie, cuando niña. El comienzo de la novela, que por el tono romántico que le imprimió Sagan uno entiende autobiográfico, da cuenta de los primeros pasos de Ellie en el mundo de la astronomía, con un Sagan que nos cuenta del placer y maravilla que hallaba el personaje en la contemplación de las estrellas, y luego de sus primeros pasos académicos, que la llevarían, una vez doctorada, a ir en busca de su sueño: la búsqueda de inteligencia extraterrestre. Amo esta parte de la novela.

ellie-contacto

   Sigue leyendo

Vána, la Valar que Tolkien olvidó

 Vana en el imaginario de Tolkien es una de los Valar que conforman el panteón de Arda. En El Silmarillion es presentada así:

 “Las flores brotan cuando ella pasa, y se abren cuando ella las mira; y todos los pájaros cantan cuando ella se acerca.”

 Una bonita imaginación, un tanto ingenua si se quiere. Vana es tan bonita y candorosa que Tolkien le consagra los tópicos de la naturaleza que en la poesía refieren lo bello. No es poco. Seguro que los poetas élficos encomendaban sus versos a Vana. Bien, esto y una sugerida relación con la Primavera es lo que Vana tiene para ofrecernos. La valier, en consecuencia, en El Silmarillion es un personaje menor.      vana-tolkien

Sigue leyendo

Ayrton Senna, el brasileño que odié

 Creánme, si hace dos meses me decían que tendría un blog y que escribiría una entrada sobre Ayrton Senna iba a reir a carcajadas. Pero aquí estamos, a días después de los veinte años de su muerte, habiendo leído un poco sobre su vida y animado por el video de más abajo, me encuentro con ganas de unas palabritas sobre Ayrton. Mi primer recuerdo sobre el brasileño, y puesto que yo hinchaba por Prost, un mal recuerdo, fue la definición del mundial de 1988, en Suzuka. Senna y Prost luchaban por el campeonato. Quien ganaba la carrera, campeonaba. Da la largada, Prost en punta y a Senna se le detiene el auto. Yo, imagino, y esto porque era muy chico, más que feliz. Mi piloto favorito iba a ser el campeón. Pero con Senna no se podía festejar antes de tiempo. En una remontada que, para no usar la palabrita trillada, denominaremos como homérica, el brasileño vuelta a vuelta va pasando a sus contricantes hasta que se pone al alcance de Prost. Lo pasa, gana el campeonato y yo me quedo con cara de que un avestruz había llegado y me robaba la chupaleta.

 El segundo recuerdo, otro mal recuerdo, ocurre en el 92, en Mónaco. Los Williams eran imparables, pero va Senna con su no tan competitivo Mclaren y logra que nadie pueda sobrepasarlo y vence. Esa sensación pesadillesca, de que un deportista contrario a mi favorito siempre terminaba por arruinarme el festejo, la volvería sentir no mucho después, con un tal Jordan, pero esa es otra historia.

   Ayrton_Senna_McLaren_

  Sigue leyendo