Juana de Arco por Conan Doyle

 Ha pasado tiempo de mi anterior entrada sobre Juana de Arco. Extrañaba escribir de ella. Aprovecho, pues, con unas palabras que le dedicó nada menos que el creador de Sherlock Holmes. No son muy relevantes en lo literario ni en cuanto a la consideración histórica de la Pucelle, pero resultan valiosas para dar idea de la honda impresión que la Doncella de Orleans supo causar en personalidades tan destacadas de la cultura en cuanto estas leyeron de por su demás corta y sin par vida.

 Antes que nada, hay que decir que la admiración de Doyle por Juana viene de un lugar inusual: el Espiritismo. Parece, y digo parece porque no sé nada de Conan Doyle fuera de su famoso detective, que el escritor tenía afición por lo oculto. Esto lo llevó a leer a un gran exponente del Espiritismo de su época, Léon Denis, que había escrito un libro sobre la vida de Juana a partir de los documentos históricos y de sus experiencias con ella a través, digamos, del más allá.

 Doyle, se cuenta en esta web, sumamente cautivado por la obra, solicitó a Denis el permiso para traducirla del original en francés. El médium se lo otorgó y así nació The Mystery of Joan of Arc. En Maid of Heaven, sitio de obligada visita para saber de Juana de Arco, encontré este par de citas del prólogo que escribió Conan Doyle y que fueron el motivo de esta entrada:

  “… después de Cristo, el ser de mayor estatura espiritual del cual tenemos registro exacto en la Tierra es la joven Juana.”

 Mark Twain en su novela dedicada a Juana de Arco, y en palabras de Luis de Contes, dice casi lo mismo. Juana era la persona más maravillosa que había aparecido en el mundo, «con excepción de Uno». Pero dejemos a Twain para otra ocasión. Cierro con esto:

 “La misión de Juana tuvo como fundamento la guerra, pero en verdad que ella terminó con un siglo de guerra. Su amor y caridad fueron tan grandes, que solo tiene igual en Aquel que oraba por Sus asesinos.”

  Es todo. El libro de Denis está en español. No lo he leído, así que no puedo decir más, pero seguro algún día me picará la curiosidad. Aquí podrán encontrar el prólogo de Conan Doyle.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s