Logan

 Ayer miré Logan y quedé absolutamente enamorado de la peli. Como fan de los X-Men, en Logan encontré lo que más me enganchó a los comics de los mutantes, a los de la época de Claremont, y que es las relaciones entre los personajes y las vivencias particulares de cada uno.

 Por esto, quiero comentar someramente la escena que más me gustó de la peli, aquella en la que Logan discute con Laura en el auto.

 La vocecita de Laura y su español me tomaron por sorpresa, ja. Adorable. El contraste de la inocencia y cabezonería de la niña con la fiereza y estado avinagrado de Logan es brutal. El remate que da Laura a esta parte de la discusión con la repetición mecánica de los nombres de sus amigos en lo emotivo me resultó demoledor. Vamos, que me pegó mucho. Pobrecita.

  Entonces…

 Laura, para indicar a Logan dónde estaban sus amigos, va y saca un comic de los X-Men. Impagable. Cierto que este acto no podía sorprender, porque la enfermera lo había hecho antes para enseñar a Logan el destino del viaje. Pero el efecto igual fue poderoso. La niña todavía creía en el comic, en que había una esperanza que obtener de el, aunque esta esperanza no residiera más que en un simple nombre.

 También, significaba seguir creyendo en los X-Men, pues Eden había nacido de las historias que había inspirado en las personas el sueño de Xavier. Logan las llamó «malditas mentiras», pero para Laura daba igual. Me pareció un detalle hermoso para una película tan dura y amarga. X.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s