Pequeña desilución con Episodio VIII

 Pues eso. La VII fue una linda sorpresa y esperé con ganas por la continuación. Lamentablemente, pese a que la propuesta de Disney me ha entretenido, no me dejó más que un par de momentos de emoción. Poco para mis expectativas.  

 No quiero decir que la película me pareció mala. Cumple como Star Wars. Pero sí puedo decir que ciertamente me desilusionó. Creí que iba a estar ante una historia de maestro y alumno, en este caso, alumna; que buena parte de la peli trataría de la relación entre Luke y Rey. Con esto esperaba que el personaje de Rey concretara todo lo bueno que dejó con el episodio anterior y, por supuesto, a su vez que esta relación llevara al lucimiento de Luke como maestro jedi, algo que supongo muchos fans anhelábamos.

 Lamentablemente, encontré a un Luke con pocas ganas de hacer de maestro. Esto para mí fue un golpe duro. De acuerdo, era cosa de la trama; un Luke amargo por haber perdido el sentido a los ideales de su orden no estaba como para recibir alegremente un discípulo. Pero rayos, ¡fueron muchos años de espera por ver a Luke como maestro! No voy a decir que la escena de Luke hablando de la Fuerza a Rey me dejó frío, o que el verlo cubierto con la capucha a lo Obi Wan no me brindó una infantil alegría, o que tampoco no me entusiasmé cuando lo supe recluído en un milenario santuario jedi. Pero, esperaba mucho más.

 Luego, este Luke desencantado de los jedi llevó a que la relación de maestro con Rey no ofreciera la menor magia. No hubo vínculo posible entre ellos, fuera de lo que atañe a la Fuerza. Esto afectó grandemente el papel de héroe de Rey, aunque tengo que decir que para lo que yo imaginaba, pues entiendo que la trama conduce a que el desarrollo de Rey como personaje esté ligado a Kylo Ren y no tanto a Luke. Pero bueno, creí que habríamos de conocer del pasado de Rey a través de Luke (quiero pensar que el asunto no se agotará en lo dicho por Kylo) y que la chica iría poniendo en práctica un par de lecciones del jedi con las que iría descubriendo el destino que le deparaba la Fuerza. La precocidad en el dominio de la Fuerza de Rey es otro inconveniente: Rey lo aprende todo sola. Da poco espacio para que Luke destaque como maestro. Eso sí, considerando el tramo final de la película, sin dudas que el jedi tiene (regresará, ¿no?) unos cuantos trucos para enseñar a Rey, je.

 ¡Muy de película china de artes marciales esta escena! ¡Ja, ja!. Cuando el guión se lo permitió, ciertamente que Luke pudo brindar un maestro jedi en carisma y presencia a la altura de Yoda. Algo que me gustó fueron algunos diálogos de Luke que supieron expresar la sabiduría que se esperaba para el personaje en la labor de maestro. Cuando dice a Rey que «pensar que la luz morirá con los jedi es vanidad» me pareció brutal. Y no hablemos ya de su intervención en la batalla en la base rebelde. Épica es poco. Recreada con suma sutileza e ingenio, superó por mucho las cuestionadas acrobacias de Yoda en la Nueva Trilogía. Caray, al final no estuvo tan mal Luke, ¡ja!

 Para terminar, Rey funcionó excelente con Finn en Episodio VII y eché en falta tiempo compartido para ambos. Igual creo que mi opinión mejorará con un segundo visionado (tampoco tanto, que la peli tiene graves problemas). Es todo. Ah, y muy bien Kylo Ren (¡morí de la risa cuando ve el Halcón Milenario y con toda la furia manda a que bajen esa «chatarra», ja!). Por cierto, opino que a Rey le va mejor el Halcón Milenario y la compañía de Chewbacca que el sable láser. Que la Fuerza los acompañe.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s