El Último Maestro del Aire

 Aang es un niño de doce años que ha nacido para una importante misión en su mundo, que es regido por cuatro naciones que tienen en uno de los cuatro elementos (aire, agua, tierra y fuego) el depósito de su poder; Aang es un avatar, una encarnación destinada a controlar los elementos y otorgar así equilibrio al mundo.  

 Aang despierta de un misterioso letargo, y encuentra que una de las naciones, la Nación del Fuego, está sometiendo a las demás. Con la ayuda de un par de amigos, y mientras busca desarrollar sus poderes, procurará detenerlos.

 Así da comienzo esta aventura, que no resultó ser lo que imaginé cuando vi el recuadro de promoción en Netflix. Con el niño con pintas de shaolin pensé en algo como El Maestro Tai Chi con Jet Li pero en una historia de fantasía, es decir, que el niño habría de crecer durante la película y que la historia, pues, trataría de un «shaolin» que se iba a convertir en maestro de una poderosa y misteriosa técnica dentro de un mundo wuxia. Cuando con el inicio de la película aparece el cartel de Nickelodeon, entendí que le había errado feo (se nota que no había visto la serie en la que está basada, je). 

 La película está destinada al público infantil. Es una especie de Narnia de artes marciales. La protagoniza un niño; los secundarios son adolescentes y uno de los antagonistas también es adolescente. Esto no tiene nada de malo. El problema es la película, que es una rápida sucesión de exóticos parajes donde prácticamente no ocurren más que peleas. Los personajes y sus culturas están muy desaprovechados. Para colmo, no ayuda que un tercio de la aventura la ocupen lo movimientos rituales que hacen los personajes a la hora de liberar sus técnicas. Se les fue la mano con el tai-chi.

 En mi opinión, se echó la presencia de un maestro, un adulto que sirviera de guía para los niños. Este papel lo cumple, en cierta medida, el tío del príncipe Zuko, que se apodera (bueno, tampoco es para tanto) de la pantalla cuando aparece. También eché en falta un poco de humor y alguna situación graciosa a manos de la montura de Aang, que es kawaii a más no poder.

 Recomendable para pasar el rato y para iniciar a los niños en las pelis de artes marciales.  

Anuncios

2 comentarios en “El Último Maestro del Aire

  1. A mi la peli me gustó, a pesar de todas las críticas que le llovieron.
    Claro que también soy muy fan de la serie, que lógicamente, es muy superior.
    También disfruté una barbaridad con las aventuras y desventuras de Korra, la sucesora de Aang.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s