Borges a contraluz, Estela Canto

 Estela Canto, la mujer a la que está dedicado El Aleph, nos cuenta de Borges a partir de la relación que tuvo con él, como pareja en los años 40 y como objeto de los recurrentes intentos del escritor de formalizar un vínculo después. Del Borges que lamentaba no haber empuñado la espada, del Borges de las páginas rigurosas, Canto nos deja poco.

borges-estela canto 1 Canto, pasada una extensa e ilustrativa introducción sobre la sociedad que dio lugar a Borges, nos habla del Aleph, de cómo Borges lo fue pensando, de otros cuentos y poesías que interpreta, como lo haría un lector cualquiera, no como un estudioso de la literatura, en base a lo que conocía de su intimidad, en especial desde la figura de su madre, para ella opresiva en lo afectivo y no obstante beneficiosa en lo literario.

 La autora, con el correr de las páginas, enseña un par de cartas, cartas que un Borges urgido de amor le escribió, y cuenta ciertos asuntos personales, ciertos comportamientos y vulnerabilidades, que no sé si Borges merecía que las diera a conocer. En mi opinión, la intimidad de una persona célebre es cosa para la arqueología; de Borges no se tendría que saber hasta dentro de uno o dos siglos, aunque también es cierto que el testimonio de Estela se hubiese perdido si lo compartido con Borges moría con ella.

 Bueno, no más que esto. Canto nos despoja a Borges del mito, más que nada al Borges de los años maduros, pues al Borges anciano lo presenta íntegro como, en sus palabras, el bardo ciego, aquel que en los subterráneos de Constitución iba dando golpecitos de bastón en las paredes, recogiendo a veces un apretón de manos, un beso o un simple «maestro».

Mi Google+

Anuncios

3 comentarios en “Borges a contraluz, Estela Canto

  1. Hermoso… La humanización del escritor es un tema especialmente olvidado. A veces la literatura trata de estudiarse como una ciencia pura, esto justamente hace que pierda la esencia. Precisamente por ello cuestiono eso de que la situación personal del autor sea responsabilidad de la arqueología. Es una verdadera pena que los contemporáneos o cercanos en tiempo a Borges no comprendamos las motivaciones del Aleph. Aquí si que noto una convergencia con las ciencias puras… Pues de la misma manera que una reacción química solo puede ser explicada por el proceso previo, la literatura lleva circunstancias detrás y son valiosas para entender al autor y la propia obra.
    Saludos.

  2. Es cierto, este Borges tan humanizado permite comprender mejor al escritor y también a la persona, que Borges en vida fue alguien que generó muchas antipatías. Con lo de los dos siglos se me pasó la mano, xd.

    Y en cuanto a lo otro. Es lo que hace Estela, pensar algunos de los cuentos de Borges desde lo humano, algo que creo que no debe abundar. Gracias por pasar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s