Las aventuras de la Principita Eiko – Ep.15

 El juego termina a los almohadazos

 -¡Ruri, Sauron debió haber usado la Espada Gekigan!

 Gai devolvió la taza al osito que hacía de mayordomo en la Cabaña. Estaba indignado por el resultado de la batalla, y no tenía ganas de chocolatadas ni masitas. Ruri lo miró impasible y replicó:

 -¿Por qué insistes, Akito? Conoces el funcionamiento de la Omoikane. Ella es la que escribe la historia. Recopila lo que pensamos, relaciona lo aprendido con su bagaje de conocimientos, y el resultado es una narración.

 -Lo entiendo, pero no estoy de acuerdo. La Omoikane no jugó limpio. ¿Qué fue eso de la invocación a Tilpion? No existe ninguna crónica sobre los Días Antiguos que hable que el barquero pueda ser conjurado como quien conjura un oso o un lobo.

 -La Omoikane es un artefacto creativo y encontró que la figura de Tilpion era apropiada para lo que había leído en la imaginación de Eiko. No esperes que limite sus funciones a una tradición.

 Eiko los interrumpió. No comprendía lo que hablaban sus amigos, y quería que Ruri le contase qué había pasado con Arwen. Ëlen convino con la Principita. La niña miró a Akito, luego a Yurika. La pregunta la incomodaba. Sabía lo que había pretendido la Omoikane, y sintió un poco de envidia; nunca tuvo la posibilidad de que alguien le velara un final triste porque tuviese corta edad para asumirlo; si un cuento podía desencantarla, no importaba. Akito comprendió a la nena e intervino.

 -Eiko, ¿no conoces la historia del Anillo? ¿Qué le pasaba a Frodo cuando se lo ponía?

 La Principita exclamó:

 -¡Se hacía invisible!

 -Pues ahí tienes tu respuesta. Arwen cuando se puso el Único desapareció. ¿Qué sucedió después? Quién sabe…

 Ëlen dijo:

 -Ithïlien nos contó que con el Anillo veías fantasmas.  Seguro que lo soltó del susto y se fue volando rápido a casa.

 La Principita con entusiasmo concluyó:

 -¡Si! Y entonces Arwen llamó a su pegaso y con el Caballero de la Luna regresaron a Rivendel y vivieron felices para siempre.

 Yurika comentó:

 -Un lindo final, Eiko. ¡Y muy romántico!

 Akito miró con suspicacia a su amiga y meneó la cabeza. Luego anunció:

 -Eiko, fuiste la primera en lograr su objetivo. La victoria es tuya.

 Los niños aplaudieron a la Principita. La niña dio saltos y hurras. Ëlen, sin embargo, estaba apenada. Akito iba a preguntarle sobre lo que la entristecía, pero Ruri dijo:

 -La Omoikane dice que estás triste porque no sabes si Sam y Frodo tuvieron un final feliz, ¿estoy en lo cierto?

 La Estrellita asintió.

 -Bien, ponte contenta. Como Arwen venció a Sauron, todos los personajes buenos regresan a salvo a sus casas. Sam y Frodo se hallarán en Gondor, como debe ser. Eso es lo que me dice la Omoikane. ¿Le crees?

 Ëlen quedó contenta y asintió. Akito dijo que volvería en un momento. Se quitó las gafas y segundos después estuvo en casa. Echó un vistazo a sus amigas, y vio que a Ëlen se le caían las gafas. Como esto podría ocasionar ruido a la Omoikane, el niño se las acomodó, cuidando de no despertarla. Luego fue a su cuarto, hurgó en el ropero y salió. Una vez en el altillo donde jugaban, sentado con las gafas puestas, esperó a que la Omoikane lo regresara a la Cabaña. Akito enseñó la pelota a las nenas; con un cuchillito la desgajó como a una naranja, y el rostro se les alumbró. Era la esfera. Ruri preguntó:

 -Akito, ¿por qué trajiste la esfera a la Omoikane? Podrías haberle dicho que cortara el enlace, y le entregabas la esfera  a Eiko en tu casa. De la Omoikane lo único que se podrá llevar son las impresiones.

 -Por eso lo hice, Ruri. Quería que tú estuvieses presente.

 La Principita canturreó:

 -¡Se puso colorada! ¡Se puso colorada!

 Ruri enrojeció todavía más. Yurika agarró un almohadón, y se lo estampó en el rostro; Eiko y Ëlen rieron y la imitaron, al igual que Akito. Ruri no tuvo opción. Levantó el cojín sobre el que estaba sentada, y se puso a dar almohadazos. La Omoikane retuvo ese momento. Ruri querría verlo, seguro que una y otra vez.

 Era la mañana, nublada y fría. Había dejado de nevar. Eiko y Ëlen se despedían. Yurika les dio un canasto con frutas y Akito, con aire grave, les dijo que lo llamaran, si alguien se metía con ellas; Ruri, por su parte, cuando había cortado el enlace, prometió a las niñas que les iba a construir una Omoikane, así podrían hablarse y jugar cuando quisiesen. Se oyeron ladridos. Un perrito marrón con manchas blancas venía hacia ellos. El perro fue con Eiko. Se sentó sobre las patas traseras, dio unos ladridos y se quedó jadeando, con la lengua afuera y la cola que le meneaba vivaracha. La Principita se agachó y lo acarició; Ëlen lo mismo. El perrito ladró otra vez, esperaba alguna cosa. Yurika observó que en el collar llevaba una carta. La tomó y leyó:

 -«Para Eiko».

 -¿Una carta para mi? ¿De quién será? ¿Me la lees?. Es que todavía me cuesta…

 -Por supuesto. A ver…«Hola, Eiko. ¿Cómo estás? Soy Vivi…»

 -¡Vivi! ¡Una carta de mi amigo Vivi!

 -«…Supe que estás reuniendo las esferas del Dragón. No me creerás, pero en la aldea tenemos una. Si me traes un barrilete, te la regalo. ¡Hasta pronto!

 Pd: No te tardes. Estamos teniendo problemas en la aldea, y los magos viejos están decidiendo si la ocultan con «el hechizo de los búhos».»

 La Principita, con los brazos en jarras y la carita compungida, exclamó:

 -¿Un barrilete? ¿Y cómo lo haremos?

 Akito miró hacia el cielo y habló para sí:

 -Creía que los niños ya no remontaban barriletes…

 Eiko y Ëlen, con la promesa de que regresarían con sus amigos, montaron en sus águilas y se marcharon. Yurika cerró la puerta de la casa, bajó al perrito de su falda, para que husmeara por su nuevo hogar, y preguntó a Akito:

 -¿No te dieron ganas de jugar con un barrilete? La nieve en unos días amainará.

 -Sí. Preguntaremos a la Omoikane sobre cómo armarlo. Ruri nunca jugó con un barrilete. Le encantará.

Mi Google+

Anuncios

Un comentario en “Las aventuras de la Principita Eiko – Ep.15

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s