Las dos caras de Mina (code name Sailor Venus)

 «Habitualmente soy Mina Aino, y curso segundo año de secundaria».

 Así se nos presenta la rubiecita de la imagen durante el Episodio 34 de Sailor Moon. La batalla contra el Negaverso se haya en un punto crucial. Aparece el general más poderoso, se nos sugiere que uno de los personajes importantes de la historia tuvo una olvidada relación con el enemigo, y todo indica que no tardará en aparecer la princesa.

sailor venus

   

 En este contexto resolutorio aparece Mina, la scout que restaba por unirse al grupo, Sailor Venus. Hasta entonces trabajaba por su cuenta. Conoce al enemigo como no lo conocían sus pares, y esto nos dice que su pericia como sailor estaba por encima y que llegaba para liderar al grupo. Mina se nos muestra grave, resoluta, como no lo había sido ninguna de las otras scout, quienes aprendían el oficio. Tenemos en consecuencia en Mina a la primer scout que no era presentada como la adolescente típica. Con aquel episodio donde se nos contaba sobre su pasado, sobre un amor no correspondido que había callado a su mejor amiga, involucrada con la persona que amaba, Mina es abordada de una manera por fuera, digamos, de lo colegial. El episodio cerraba con las palabras de Serena, «Mina es mucho más madura que nosotras», y esta imagen inolvidable, cuando Mina le desea a su amiga y antiguo amor la mayor de las felicidades.

sailor venus triste

 ¡Cuántos le habremos jurado amor a aquella Mina melancólica y poética! Si en Serena teníamos la simpatía, en Amy la inteligencia y sensibilidad, en Raye la pasión, en Lita lo amoroso y dulce, en Mina tuvimos a una chica a la que el amor y su labor de espionaje habían hecho madurar temprano. Desde luego, una persona así genera mucha curiosidad. Si las demás eran un libro abierto, a Mina había que descubrirla. Pues bien, esa fue una de las últimas veces que la veríamos. ¿Que el personaje muere? No, es que desaparece de la historia, para abrir paso a esta otra.

mina aino venus

 Mina Aino a partir de Sailor Moon R. Díscola, enamoradiza, ingenua, torpe y graciosa. No recuerdo otro caso en algún anime donde un personaje haya mutado de una manera tan drástica y definitiva. Durante el primer y segundo visionado de aquellas temporadas, la decepción no me abandonó nunca. Esa Mina atolondrada podía amargarme un episodio. Era Serena sin coletas, y en ocasiones la superaba por mucho en tontería. Pero cuando años después volví a ver Sailor Moon, la Mina payasesca se convirtió en mi personaje preferido tras la adorable y poderosa Hotaru. Sus episodios suelen ser los más divertidos. Mi favorito, aquel en el que Mina se preocupa porque los Cazadores de la Muerte no habían ido en busca de su «corazón puro». Con el fin de que el enemigo se fije en ella, Mina lee libros sobre cómo ser una buena chica, a donar sangre, a portarse bien, todo para cerciorarse de que tenía un corazón puro como sus amigas.

mina-corazon-puro

 Aquí con su corazón extraído. Mina contentísima lo atrapa y para el estupor de todos huye con el. Bueno, esto es todo sobre Minako. Como no leí el manga de Sailor Moon, no sé cómo se desarrolla la personalidad de Venus pasada la saga del Negaverso. Mina, según se dice, en aquella saga tiene un papel primordial y su liderazgo es manifiesto, algo que, a meses del estreno del nuevo anime, me tiene más que ilusionado. Sin embargo, los que terminamos por adorar a la Mina cabezota, ¿no la echaremos de menos?

        mina-aino-venus-divertida

Mi Google+

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s