La saga de Los Señores del Cielo, John Brosnan

 Mi primer reseña. Leí esta saga a los diesciseis años. En una época en la que no me interesaba otra cosa que los videojuegos y el anime, la obra de Brosnan me retornó el gusto por la lectura que había dejado con la infancia. En un futuro que nos adelanta un par de siglos, el mundo está en ruinas como consecuencia de las Guerras Genéticas. Las sociedades medran en poblados despojados de futuro, asfixiados por las plagas y mutaciones que derivaron de una ciencia que había mejorado a niveles inconcebibles la vida y sociedad humanas, tanto que los humanos envejecían hasta los treinta y cinco años y vivían hasta los doscientos años, tiempo en el cual un día cualquiera el reloj biológico se detenía y una persona moría apaciblemente.

 En uno de aquellos asentamientos crecía Jan Dorvin, la protagonista de la historia. Una joven de diescinueve años, hija de una de las matriarcas de la nación de Minerva, sociedad que regían las mujeres y donde los hombres, a quienes se los había atemperado a través de la manipulación genética, ocupaban lo que la mujer en la Grecía clásica, labores de reproducción. Minerva básicamente era una sociedad de lesbianas, y esto a mi edad de entonces, y hablo de los todavía no muy progresistas noventas, había hecho de mi imaginación un bullicio. Bien, entonces aparece uno de Los señores del Cielo. ¿Quiénes eran esta gente? Eran una especie de trasatlánticos más que gigantescos que, si mal no recuerdo, antes de las Guerras Genéticas, los gobiernos habían liberado para tareas humanitarias. Con el apocalipsis desatado, los grupos de poder pugnaron por hacerse con estos Olimpos navegables, últimos depositarios del conocimiento y tecnologías humanas, si bien esto con el tiempo se iría perdiendo, pues las naves eran gobernadas por computadoras y casi no quedaba gente con la especialización necesaria para conservar y legar lo poco que había quedado de cultura.

      61MTVd+LaIL En la tapa estas naves parecen dirigibles, pero no recuerdo que se los describiera de esa manera. Bueno, pasaron los años, las existencias escasearon y entonces Los señores del Cielo, como cabría esperar, sojuzgaron a las sociedades terrestres que sobrevivían como podían. Minerva era uno de estos pueblos hambreados. Se rebelaron y entonces da comienzo la nueva vida de Jan Dorvin, esclavizada en el Lord Pangloth y tutelada por uno de mis personajes preferidos de la literatura, Milo Haze.

 Hasta aquí, que no quiero destripar nada. La saga me apasionó por el futuro que describía. Milo, en el papel del mentor (nada más lejos de sus intenciones), nos sitúa en el contexto de cada cosa que va descubriendo Jan quien, como sucedía prácticamente a todas las lombrices, que así los habitantes del cielo llamaban a los terrestres, ignoraba. La gran valía de la saga, pues, reside en lo que cautiva la imaginación un mundo nuestro de un futuro posible, explicado, supongo, con cierto amparo en las ciencias. Los personajes principales están muy conseguidos y la trama, que pasa por la aventura, la intriga y la acción, bien elaborada. Luego, el autor no se corta en absoluto cuando debe dar unas pinceladas sexuales. Como decía al principio, con mis diesciseis años de los noventas, esto fue bastante, digamos, atractivo, y la frase “descomunal erección” todavía me persigue (tómese como quiera esto, jaja).

 La saga, compuesta por tres libros, en mi opinión decae en los inicios de la tercera novela cuando presenta un emplazamiento y personajes nuevos, pero vuelve a despegar en cuanto vemos que confluirán hacia lo que esperamos. Lo mismo sucedía con la segunda, si bien en ella los elementos novedosos resultaban atractivos y de importancia para saber más sobre esa tierra devastada. Como conclusión, recuerdo cuando descubrí el mundo de internet una de las primeras cosas que hice fue buscar info sobre Los Señores del Cielo. Creía que la saga era considerada una obra maestra, pero para nada, no es muy mentada, al menos en el habla hispana, y Brosnan lejanísimo de totems como Asimov. De modo que, no sé qué tal resultarán estas novelas a un lector curtido de Ciencia Ficción. Yo las leí cuatro veces y siempre me ha encantado, pero no me trato de un lector experto en el género.

 Bien, esta breve reseña nomás. La necesidad de hablar un poco de una saga que significa tanto para mí.

———————————

Mi Google+

Anuncios

Un comentario en “La saga de Los Señores del Cielo, John Brosnan

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s