Sobre el fanfic

 Recuerdo mi primer cuento, allá por el 2002. Lo escribí para una chica. Promediaba el relato y el protagonista, este sujeto, cae al infierno. Como pregonó el Dante, el sitio donde abandonás la esperanza. ¿Pero a quién encuentro? A Ikki, el caballero del Fénix. La emoción fue indescriptible. Entendí que con la escritura podía trascender mis fantasías. Fue casi mi segundo nacimiento.

   ikki  Pasaron los meses y con la avanzada cinematográfica de El Señor de los Anillos, como le habrá sucedido a tantos otros, tuve el deseo de pergeniar mi propio mundo de fantasía, poblándolo de personajes con nombres exóticos y musicales. Pero años después, cuando en un grupo Tolkien empecé con las aventuras de las que se da cuenta en este blog, comprendí que escribía para tributar a las historias que me gustaban. Si en alguna ocasión osé en imaginar que publicaba algún libro, eso constituyó el fin, y fui feliz por eso.

 Creo que el fanfic es la expresión más infantil de la escritura. Con el fanfic redescubrís la cajita de crayones que habías dejado olvidada en la infancia. No es poco.

Mi Google+

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s